Ha terminado 13º y las expectativas para el GP de Italia no son mejores
Terminó la pesadilla del Gran Premio de Bélgica para el equipo McLaren. Fernando Alonso se fue de vacaciones con un magnífico quinto puesto, pero las expectativas al llegar a Spa-Francorchamps eran muy bajas y así se ha reflejado sobre la pista. Sin ritmo, sin poder luchar con nadie, Alonso se ha quedado con haberle quitado 40 segundos a su compañero de equipo.
La carrera para el equipo McLaren no prometía grandes alegrías en Spa-Francorchamps. Ambos pilotos salían desde la cola de la parrilla, incluso por detrás de los Manor. Sin embargo, la salida de Fernando Alonso y Jenson Button fue magistral, aunque muy pronto volvieron a la tierra a medida que pasaban las vueltas.


"Después de la salida ya no teníamos el ritmo, como ya se sabía, y fuimos cayendo hacía atrás. Pero creo que el rendimiento ha sido mejor de lo esperado. El coche ha ido muy bien durante la carrera, se comportó bien con los dos neumáticos. Teníamos algo de miedo de que fuera una carrera difícil por el viento, pero el comportamiento del coche fue bueno, aunque nos faltaba bastante potencia en las rectas", ha valorado Alonso.


A pesar del pésimo ritmo de carrera que ha demostrado el MP4-30, el piloto asturiano está satisfecho con su carrera, ya que ha batido a su compañero con comodidad.


"Seguramente haya sido mi mejor carrera en Spa. Es así. Aunque no sea la mejor posición, he sacado 40 segundos a Button, que hizo pole position y ganó la carrera aquí hace tres años. Con 44 vueltas, he conseguido sacarle un segundo por vuelta con el mismo coche. Así que me quedo con esto".


El futuro a corto plazo de McLaren es negro y, más aún, si nos centramos en el próximo Gran Premio. El ‘Templo de la Velocidad’ ya espera la Fórmula 1 y el escenario que se pueden encontrar los de Woking puede ser parecido, o incluso peor, que el que hemos visto en Spa-Francorchamps.


"Aún nos falta mucho terreno. Hay circuitos más y menos favorables. En Hungría estábamos entre los diez primeros constantemente y aquí estábamos muy atrás. La siguiente en Monza será muy parecida a ésta y luego llegarán circuitos en los que podremos divertir un poco más, como Singapur o Japón. Intentaremos aprovechar las oportunidades cuando nos vengan, aprender lo que podamos en carreras complicadas como ésta y preparar cosas para el año que viene. A día de hoy, quedar 12º, 14º o el 8º es poco con respecto a lo que tenemos que aprender para el año que viene", ha apuntado.


"Las expectativas en Monza son las que son. Son seis curvas y lo demás todo rectas. En las curvas podemos ganar alguna décima y en las rectas perderemos segundos. Será algo parecido a lo que hemos visto aquí, pero hay que ir a Italia a hacerlo lo mejor posible y, ojalá, mejor algo. Pero las expectativas en cuanto a posición no pueden ser muy diferentes a las de aquí porque es un circuito muy parecido", ha concluido un realista Fernando Alonso.
Por Víctor Bolea