Afirman que en 2013 propusieron marcar un máximo de vueltas para un mismo juego de neumáticos pero se rechazó
Una vez más, los neumáticos han vuelto a ser protagonistas negativos en una carrera de Fórmula 1. En este caso, un reventón de Sebastian Vettel a dos vueltas del final en Spa-Francorchamps por su excesivo desgaste dieron al traste con sus opciones de podio. Tras la prueba, el alemán se despachó a gusto con los italianos calificando de inaceptable lo ocurrido, por lo que en Pirelli no han tardado en responder, asegurando que la responsabilidad de lo ocurrido reside en la estrategia agresiva de Ferrari y recordando que en 2013 propusieron marcar un máximo de vueltas para un mismo juego de neumáticos, pero se rechazó.
Pirelli no ha tardado en responder a Sebastian Vettel y Ferrari tras el reventón que sufrió el alemán a dos vueltas del final del GP de Bélgica cuando luchaba con Romain Grosjean por el tercer puesto.


Los italianos, con un breve pero directo comunicado, se han quitado toda responsabilidad de lo ocurrido ya que estiman que la culpa reside en que Ferrari dio más kilómetros de los recomendados con ese con el compuesto medio.


Además, han recordado que en noviembre de 2013 realizaron una propuesta que tenía como objetivo fijar un límite de vueltas para cada juego de gomas de cara a evitar lo ocurrido con Vettel, aunque la misma no prosperó.


"No se escuchó la solicitud que hicimos hace dos años para fijar un límite máximo de las vueltas que podían hacerse con cada juego de neumáticos", titula Pirelli su escrito, con el que se defienden de las duras críticas vertidas por el tetracampeón alemán al término de la carrera.


"En noviembre de 2013, Pirelli solicitó que debería existir una normativa para controlar el número máximo de vueltas que podían hacerse con un mismo juego de neumáticos, entre otros parámetros, para asegurar su correcto uso. Esa solicitud no fue aceptada. La solicitud proponía una distancia máxima del 50% del Gran Premio para el neumático más duro y un 30% para el más blando. Aplicadas a Spa-Francorchamps, el máximo de vueltas posibles con el neumático hubiera sido limitado a 22”, concluye el comunicado.
Por Andrés Méndez